English | Français | Español | русский
igc logoLog in

Resumen

NOTAS DESTACADAS

Al recortarse las proyecciones para el trigo, el maíz y la avena, la previsión para la producción de cereales totales (trigo y cereales secundarios) en 2019/20 se ha reducido en 2 m. de t. desde el mes pasado, para situarse en 2.157 m., cifra que supone un aumento interanual del 1%. Entre los ajustes para la producción de trigo destaca cierto descenso de las previsiones para Australia y Argentina, y un aumento de las cifras para la UE y Rusia. Se han reducido las proyecciones para las cosechas de maíz en la UE y Argentina, y para la producción de avena en la UE, Australia y Estados Unidos. La proyección para el consumo total se ha recortado en 2 m. de t. a 2.184 m., más que nada para reflejar la reducción de las previsiones para la demanda de trigo pienso y de maíz para usos industriales. Con unas reservas iniciales inferiores a lo previsto en un principio, la proyección para las existencias remanentes mundiales se ha reducido en 9 m. de t. a 592 m. (-27 m.). La previsión para el comercio se ha incrementado en 4 m. de t. a 374 m. (+3%), al aumentarse las proyecciones para las importaciones tanto de trigo (sobre todo por Turquía y Kazajstán) como de maíz (por la UE, Japón y Corea del Sur).

Según previsiones del Consejo, y en base a los primeros indicios de la siembra de otoño en el hemisferio norte, la superficie mundial de trigo de todas clases apenas experimentará cambios en 2020/21. La siembra se ha visto entorpecida por la sequedad excesiva de los suelos en varias regiones de la UE, Rusia y Ucrania; pese a la precipitación reciente, hacen falta más lluvias para la siembra y el establecimiento de los cultivos en algunas zonas. El tiempo húmedo está dificultando las operaciones agrícolas en el Reino Unido. Tampoco se ha contado con condiciones favorables para la siembra de colza en la UE, y aunque cabe esperar cierta ampliación de la superficie en 2020/21, la siembra seguirá siendo inferior a la media.

El nuevo deterioro de las perspectivas para la producción en Estados Unidos sólo se ve compensado en parte por la mejora de las expectativas en otros países productores, y la previsión para la producción mundial de soja en 2019/20 se ha reducido en 1 m. de t. a 341 m., cifra que representa un descenso interanual del 5%. La proyección para el consumo se ha incrementado ligeramente, y se ha recortado la estimación para las existencias iniciales; como consecuencia, la previsión para las reservas mundiales se ha reducido en 6 m. de t. a 32 m., cifra algo inferior a la media, tratándose de un descenso interanual de 18 m. y del total más pequeño en seis años. Tanto la reducción respecto al mes pasado como la caída interanual corresponden más que nada a Estados Unidos, cuyas reservas remanentes podrían descender en un 50% a 11 m. de t. La proyección para el comercio se ha aumentado en 1 m. de t. a 151 m., aproximándose así a la cifra registrada la campaña pasada.

La producción mundial de arroz en 2019/20 se sigue estimando en 500 m. de t., cifra que iguala el récord registrado el año pasado, dado que la caída de las cosechas en algunos exportadores se ve compensada por aumentos en otros países. No obstante, y reflejando el incremento de la estimación para las existencias iniciales, la proyección para las reservas remanentes mundiales se ha aumentado en 1 m. de t. para situarse en un máximo histórico de 179 m.; esta previsión incluye un total nominal de 114 m. en China. Cabe esperar que el estancamiento actual de la demanda mundial de importación persista durante los primeros meses de 2020, por lo que la proyección para el comercio durante el año se ha recortado en 0,6 m. de t. a 45,9 m., cifra que supone un aumento interanual del 3%.

Apoyado por las perspectivas inciertas para las cosechas en algunas regiones, y en ocasiones por el optimismo acerca de un posible acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, el Índice de Cereales y Oleaginosas del CIC (GOI) ha ganado un 4% desde el último GMR.

(see chart)

(see chart)

VISIÓN GENERAL

Se prevé que la producción mundial de cereales totales (trigo y cereales secundarios) aumente en 2019/20 en un 1% para situarse en 2.157 m. de t., su segundo cifra más elevada de la historia. Las cosechas abundantes de trigo (+29 m. de t.) y cebada (+14 m.) se verán compensadas en cierta medida por la caída de la producción de maíz (-32 m.). Pese al aumento global de la producción de cereales, se prevé que la oferta total a nivel mundial disminuya ligeramente, debido a unas existencias iniciales que se acercan a sus niveles más bajos en tres campañas. Se espera que el consumo de cereales totales se eleve a una nueva cifra récord de 2.184 m. de t., con aumentos interanuales tanto para el trigo como para la cebada, pero con un descenso del consumo de maíz. Es previsible que las existencias mundiales de cereales disminuyan por tercera campaña consecutiva, a 592 m. de t. (-27 m.), alcanzando así su nivel más bajo en cinco años; el descenso se atribuye exclusivamente a la caída de las existencias de maíz, debido más que nada a la reducción de las reservas en Estados Unidos y China. Aunque las existencias remanentes de trigo podrían elevarse a un máximo histórico, la acumulación se concentrará en China y la India, mientras que las reservas de los exportadores principales apenas experimentarán cambios. Cabe esperar que el comercio mundial (julio/junio) se incremente en un 3% a 374 m. de t. (+9 m.), con unos envíos más abundantes de trigo (+4 m.) y cebada (+2 m.), y unas exportaciones sin precedentes de maíz (+3 m.).

(see chart)

La producción mundial de soja en 2019/20 podría descender en 18 m. de t. a 341 m., ya que la caída de la cosecha en Estados Unidos sólo se verá compensada en parte por el aumento de la producción en otros países. No obstante, las perspectivas para los productores de Sudamérica no dejan de ser provisionales, dado que la siembra comenzó hace sólo unas semanas, y las operaciones agrícolas van avanzando a un ritmo lento en Brasil. Con un aumento modesto de la demanda local en Asia y sobre todo en los tres exportadores principales, es previsible que el consumo mundial crezca en un 2% para situarse en un máximo histórico de 360 m. de t. Como consecuencia, las existencias mundiales podrían disminuir en casi un 40%, alcanzando su nivel más bajo en seis años; la reducción notable de la cosecha ha provocado un fuerte descenso de las existencias en Estados Unidos. El aumento potencial de los envíos a varios mercados de Asia, África, Norteamérica y Centroamérica contrarrestará cierta caída de las importaciones por parte de Argentina, y cabe esperar que el comercio se eleve a 151 m. de t.

(see chart)

Dada la caída prevista de los envíos a Asia, se espera que el comercio mundial de arroz disminuya en 2019 (enero-diciembre) a 44,5 m. de t. (46,4 m.). Aunque las ventas conjuntas de los cinco exportadores principales podrían descender en 2 m. de t., las exportaciones de China podrían experimentar un notable aumento, para situarse en más de 3 m., con unos envíos más voluminosos a África subsahariana. Pese a la expectativa de unas cosechas más reducidas en los principales productores, cabe esperar un modesto aumento de la producción en otros países, por lo que la producción mundial podría situarse de nuevo en 500 m. de t., igualando así el récord de la campaña anterior. Con una acumulación notable en China y en los exportadores principales, las existencias mundiales se estiman en una cifra récord de 179 m. de t., que representa un aumento interanual de 4 m. Se espera cierta recuperación del comercio en 2020 gracias a la demanda más sólida desde África.

(see chart)

RESUMEN DE MERCADOS

Con un aumento notable de los precios medios de exportación de maíz, soja y trigo, el GOI del CIC registró una subida neta del 4%, para situarse en su cota más elevada en alrededor de tres meses.

(see chart)

(see chart)

Apoyado por la demanda sólida de exportación y por el deterioro de las perspectivas para las cosechas en algunos productores principales, el sub-Índice de trigo del GOI del CIC ganó un 4% a lo largo del mes.

(see chart)

El sub-Índice de maíz del GOI del CIC avanzó en un 4% durante octubre, apuntalado por unas existencias bastante más ajustadas de lo esperado en Estados Unidos y por la incertidumbre respecto a la cosecha de esta campaña en el Midwest.

(see chart)

El sub-Índice de arroz del GOI del CIC apenas ha experimentado cambios desde el mes pasado. El descenso en Tailandia y la India, atribuido a la falta de demanda, se vio compensado en gran medida por la subida de los precios en Vietnam, donde ha disminuido la oferta.

(see chart)

Reflejando más que nada la recuperación del mercado estadounidense, que avanzó ante el deterioro de las perspectivas para la producción y las noticias positivas sobre las negociaciones comerciales con China, el sub-Índice de soja del GOI del CIC experimentó una subida neta del 6% a lo largo del mes.