English | Français | Español | русский
igc logoLog in

Resumen

NOTAS DESTACADAS

Debido más que nada a una serie de ajustes para los cereales menores, la proyección para la producción mundial de cereales totales (trigo y cereales secundarios) en 2019/20 se ha incrementado en 1 m. de t. desde el mes pasado para situarse en 2.177 m., tratándose de un aumento interanual del 2%. Un nuevo recorte de la previsión para el consumo industrial, debido principalmente a la caída de la producción de etanol a partir del maíz en Estados Unidos, se ve compensado por el aumento de las cifras para la demanda destinada a alimentos y piensos; como consecuencia, la proyección para el consumo total se ha aumentado en 1 m. de t. Al reducirse los pronósticos para las reservas de la UE, Rusia y Turquía, la previsión para las existencias mundiales se ha recortado en 6 m. de t. La proyección para el comercio se ha reducido en 1 m. de t. para reflejar la caída prevista de los envíos de maíz y cebada.

Con cierta mejora de las perspectivas para las cosechas de maíz (sobre todo en Estados Unidos y China), la proyección para la producción mundial de cereales totales en 2020/21 se ha incrementado en 12 m. de t. a 2.230 m. (+2%). La previsión para el consumo se ha reducido ante el deterioro de las perspectivas para el sector industrial. Con cifras más elevadas para las reservas de trigo, maíz y centeno, la previsión para las existencias mundiales se ha incrementado en 10 m. de t., y se espera que las reservas mundiales de cereales de todas clases aumenten por primera vez en cuatro años (+13 m. de t.). Gracias a unos envíos más voluminosos de lo previsto de trigo, maíz y sorgo, la proyección para el comercio durante la campaña 2020/21 (julio/junio) se ha aumentado en 3 m. de t. desde el mes pasado.

Al recortarse las proyecciones para las cosechas en Argentina y la India, la estimación para la producción mundial de soja en 2019/20 se ha reducido en 2 m. de t. a 336 m., cifra que supone un descenso interanual del 7%. No obstante, esta reducción se ve compensada con holgura por el aumento de la cifra para las existencias iniciales y por el recorte de la proyección para el consumo; como consecuencia, la previsión para las existencias se ha incrementado en 3 m. de t. a 41 m., tratándose de una caída interanual notable. El aumento de la proyección para Brasil se ve contrarrestado por la reducción de las cifras para varios productores menores, por lo que la previsión para la producción mundial en 2020/21 se ha recortado ligeramente desde el mes pasado para situarse en 363 m. de t.; se sigue tratando, no obstante, de un aumento interanual de 27 m. El consumo total se sigue estimando en una cifra récord de 363 m. de t., cifra superior en un 2% a la registrada la campaña pasada, mientras que la proyección para las existencias se ha incrementado ante la acumulación de reservas en China. La previsión para el comercio se ha aumentado en 2 m. de t. para situarse en un máximo histórico de 159 m. (+6 m.), reflejando el incremento esperado de la demanda en Asia.

El recorte de las proyecciones tanto para la producción como para la oferta total se ve compensado por una reducción equivalente de la estimación para el consumo, y las existencias mundiales de arroz al cierre de 2019/20 se siguen estimando en una cifra sin precedentes de 176 m. de t. El aumento previsto de las cosechas de China y la India queda superado por el recorte de las previsiones para otros países asiáticos, y la proyección para la producción mundial en 2020/21 se ha reducido ligeramente, a 506 m. de t.; aun así, se trata de un aumento interanual de 9 m., y de una cifra récord. Debido a un leve recorte del pronóstico para el consumo, la previsión para las existencias remanentes se ha elevado a un máximo de 182 m. de t., cifra que supone un incremento interanual del 3%. Se espera que el comercio se mantenga estable en 2021, estimándose ahora en 44 m. de t., cifra algo superior a la registrada la campaña anterior.

El Índice de Cereales y Oleaginosas del CIC (GOI) ganó un 1% a lo largo del mes, ya que la caída de los precios de exportación de trigo, arroz y cebada se vio compensada por la subida de los precios tanto del maíz como de la soja.

(see chart)

(see chart)

VISIÓN GENERAL

La caída de la producción de maíz se verá compensada con toda probabilidad por unas cosechas récord de trigo y cebada, y se prevé que la producción mundial de cereales totales (trigo y cereales secundarios) aumente en 2019/20 en 40 m. de t. a 2.177 m., cifra sólo ligeramente inferior al máximo histórico registrado en 2016/17. Se espera que el consumo crezca en un 1%, dado que la caída de la demanda industrial se verá contrarrestada por un mayor consumo destinado a piensos y alimentos. Aunque las existencias de cereales totales podrían experimentar un leve descenso, las acumulaciones de trigo, cebada y centeno compensarán en gran medida un nuevo descenso notable de las reservas de maíz. Se espera que el comercio se eleve a una cifra récord, al incrementarse los envíos de trigo, maíz, cebada y sorgo.

La producción mundial de cereales totales en 2020/21 se estima en un máximo histórico de 2.230 m. de t. (+54 m.), con cosechas récord de trigo (+4 m.) y maíz (+50 m.). Se espera que el consumo también se eleve a un nivel sin precedentes, gracias a una mayor demanda destinada a alimentos y piensos, y a cierta recuperación del consumo industrial. Se prevé que las existencias mundiales aumenten por primera vez en cuatro campañas, para situarse en 627 m. de t. (+13 m.); aunque las reservas de maíz disminuirán por cuarto año consecutivo, se incrementarán las existencias de otros cereales. Se espera que el comercio mundial de cereales crezca en un 2% a 387 m. de t., gracias en gran medida a un nuevo incremento de los envíos de maíz, por duodécimo año consecutivo.

(see chart)

Pese a la cosecha récord en Brasil, se prevé que la producción mundial de soja disminuya en un 7% en 2019/20, debido al descenso notable en Estados Unidos y a unos resultados algo más mediocres en Argentina, Canadá y la India. Dado el ligero aumento previsto del consumo, cabe esperar una fuerte caída de las existencias mundiales, con un descenso significativo de las reservas de Estados Unidos. El aumento de los envíos a China compensará con holgura la caída de la demanda en otros países compradores, y es previsible que el comercio crezca en un 1%. Ante la perspectiva de una cosecha mucho más abundante en Estados Unidos, cabe esperar que la producción mundial aumente en un 8% en 2020/21, para situarse en 363 m. de t. Aunque el consumo podría alcanzar un nuevo máximo histórico, se prevé que las existencias remanentes experimenten un ligero avance, estimándose ahora en 42 m. de t.; la acumulación nominal en China compensará cierto descenso de las reservas en otros países. Con el nuevo incremento previsto de las compras por parte de China, el comercio mundial podría aumentar en un 4%.

(see chart)

La producción récord de la India contrasta con unas cosechas más modestas en otros países, y la producción mundial de arroz se mantendrá estable en 2019/20. Aunque todavía se desconoce el impacto total del COVID-19 sobre las tendencias de la demanda, el Consejo prevé cierto aumento del consumo gracias al crecimiento demográfico. Dada la amplia oferta, se espera que las existencias se eleven a un nuevo máximo histórico, con un aumento de las reservas tanto de China como de los exportadores principales, mientras que el comercio apenas experimentará cambios en 2020. Reflejando la ampliación prevista de la superficie destinada al arroz en Asia, cabe esperar que la producción mundial se eleve en 2020/21 a un máximo histórico de 506 m. de t., tratándose de un aumento interanual de 9 m; gracias a la acumulación de reservas en varios exportadores clave, las existencias mundiales podrían alcanzar una cifra récord de 182 m. Con cierta recuperación de la demanda en África, el comercio podría crecer en un 4% en 2021.

(see chart)

RESUMEN DE MERCADOS

El GOI del CIC ganó un 1% a lo largo del mes, aunque los distintos componentes del índice mostraron una evolución dispar.

(see chart)

(see chart)

Presionado en cierta medida por la expectativa de una amplia oferta mundial y por la preocupación acerca del coronavirus, el sub-Índice de trigo del GOI del CIC retrocedió en un 1%. Las pérdidas se vieron frenadas por las condiciones secas en varias zonas de Europa y de la región del Mar Negro.

(see chart)

El sub-Índice de maíz del GOI del CIC ha ganado un 4% desde el último GMR, apoyado por la recuperación notable de los precios en Estados Unidos, atribuida no sólo a una demanda más sólida de exportación sino también a ciertas restricciones sobre el tráfico de barcazas en las vías navegables debido a las inundaciones.

(see chart)

Tras la fuerte subida del mes anterior, el sub-Índice de arroz del GOI del CIC perdió un 3% durante mayo, reflejando más que nada la caída de los precios en Tailandia, debido a la falta de demanda y a la ligera presión propia de la estación.

(see chart)

El sub-Índice de soja del GOI del CIC experimentó una subida neta del 4% a lo largo del mes. Los mayores aumentos correspondieron a Sudamérica, donde prestaron apoyo la demanda sólida de exportación en Brasil y las dificultades logísticas en Argentina.